Comunicación sencilla
para tu proyecto

El secreto está en la masa estrategia

Diseña una estrategia de contenidos efectiva y atrae a clientes a la web de tu negocio con los textos de tu blog.

Tú no tienes una multinacional (ni falta que te hace)

Tu empresa es pequeña y ofreces un servicio que ya quisieran «las grandes».
Tu negocio lleva tu sello y tus clientes lo agradecen.

Pero cuando te diriges a ellos a través de tu web o tu blog… del sello, ni rastro.
No pareces tú (ni tampoco sabes muy bien qué decirles).

O no sabes por dónde empezar con esto de Internet y vas tirando como puedes
con la esperanza de que sea una moda pasajera (tengo malas noticias para ti; lo siento).

Sabes que, hoy en día, no es suficiente con estar en Internet.
Hay que destacar entre la competencia dentro y fuera de la red.

Pero, ¿cómo te vas a ocupar tú de todo esto
si no tienes tiempo de nada?

¡El copy y la redacción acuden al rescate!

Soy Silvia Comino, y estoy aquí para ayudarte con esto de aquí al lado.

¿Qué es eso del copywriting y cómo puede ayudarte?

El copywriting (copy para los amigos) es escritura persuasiva.
Textos escritos especialmente para que tu público reaccione:
que compre, que se suscriba a tu newsletter, que contacte contigo…

Para eso tienes una web, ¿no?

¿Y la redacción?

Seguro que has aterrizado alguna vez en un blog aburrido.
Una página sin interés, que no aportaba contenido de valor
y que, para colmo, hablaba en un tono impersonal soporífero.

Ahora dime: ¿te quedaste mucho rato allí? ¿Volviste alguna vez?

Una buena redacción evita que tu blog sea uno de esos de los que huyen las visitas.
Genera confianza en ti y las prepara para comprar tu producto o servicio.

Las visitas de tu blog son tus futuros clientes; no queremos que se vayan, ¿verdad? 😉

Y ahora, déjame adivinar por qué has leído hasta aquí:

  • Porque quieres crear la primera página web o blog de tu negocio
    (y jugar en la misma liga que tu competencia).
  • Porque quieres mejorar los textos de la web o el blog que ya tienes
    (y dejar de regalar clientes a tus competidores).
  • No hay serie en Netflix que no hayas visto ya; algo tenías que hacer con tu tiempo...

Si he acertado con alguna de las dos primeras frases, dale al primer botón.
Si tu caso es el tercero, dale al otro (de alguna manera habrás de llenar tu vida a partir de ahora, ¿no?).